coaching-a-escenaHace hoy justamente un mes que presentaba junto a mis dos amigos, Luis Dorrego y Susana Humbrías el libro que llevabamos escribiendo durante casi año y medio: Coaching a Escena.”

Este libro nació con el objetivo de compartir las dinámicas teatrales surgidas en el taller de Teatro  y Crecimiento personal de Luis. A través de estas y otras dinámicas pudimos investigar y descubrir que éramos más de lo que nosotras creíamos. Para mí el escenario se convirtió, y se ha convertido, en un laboratorio donde poder experimentar otras formas de mí misma sin ningún peligro y de una forma totalmente real. Así que puedo hablar en primera persona sobre lo que aportan estas dinámicas, y puedo afirmar que esta forma de trabajo puede llevarte a una transformación real y duradera.

La elaboración del libro ha llevado mucho tiempo y ha sido un trabajo muy interesante, donde los tres nos hemos enriquecido gracias a los puntos de vista y conocimiento de los otros, y que nos ha dado la oportunidad de desarrollar nuevas dinámicas.

¿Y qué aporta el Teatro al Coaching? A este respecto hago dos reflexiones:

– Si el objetivo del Coaching es intervenir directamente en el “Hacer” de una persona para transformarlo, ¿qué mejor forma de hacerlo que traer la situación a la consulta? ¿no? Pero esto no siempre es factible en la práctica…Sin embargo, lo que sí es posible es entrenar esa situación y aprender a hacerlo. Y, ¿cómo se aprende a hacer una cosa? Pues haciéndola y equivocándose, y que mejor forma que el Teatro para esto, donde no existe un peligro real, pero en la que el cliente se enfrenta a la realidad de la situación.

– Mi segunda reflexión va encaminada al hecho de que aunque trabajemos directamente en el “Hacer”, una persona no solo “hace” sino que siente y que además tiene un cuerpo del que no se puede desentender. Y se establece aquí lo que se llama fractalidad. Cuando “haces” también “piensas” y “sientes”; y cuando “piensas” también estás “haciendo” y “sintiendo” e incluso cuando “sientes” estás “pensando” y estás “haciendo”. Por ello, la disección de estos tres niveles en una persona es tan difícil, puesto que como seres humanos, somos cuerpo, mente y emociones, y el Teatro permite trabajar estos tres niveles de la persona de forma simultánea e integral.

Por todo ello creo que este libro aporta un aire fresco, real y práctico al mundo del coaching, la formación y el crecimiento personal, y  que resultará de gran interés para los profesionales de la Educación, el Coaching y la Psicología.

Y para los que no pudistéis estar el día de la presentación aquí os dejo un vídeo resumen. Difrudadlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.