Escorpión
941280

Sierra de Gredos

Cuando tenía unos 8 años solía ir a un campamento al lado de Navalquijo (cerca de Barco de Ávila). Recuerdo que una vez nos contaron que si nos picaba un escorpión (que por allí hay muchos), lo que hacía la gente de los pueblos antiguamente era coger el escorpión y calentarlo en una sartén, y después ponerse el líquido que soltaba el escorpión sobre la herida. Yo, sinceramente, espero que no me pique nunca ninguno, y si me pica, correré al hospital.
En cualquier caso, me resulta muy llamativa esta sabiduría de la gente del pueblo. Ya que esta es la base de los antídotos que se fabrican contra picaduras de serpientes y otros animales.

De hecho cuando nos vacunan el fundamento es similar, nos inoculan una cepa de la enfermedad de la que nos vacunan en dosis pequeñas y controladas para que generemos los anticuerpos que nos inmunizan.

538811

Niels Bohr

 La cuestión es que tanto a nivel biológico como a nivel emocional la solución de nuestros problemas no anda muy lejos. Bert Hellinguer lo formulaba de la siguiente forma “En la herida está la solución”, y Niels Bohr (Premio Nobel de Física) decía: “Cada dificultad, por grande y profunda que sea, lleva en sí misma la solución. Para encontrarla, nos vemos forzados a pensar de modo distinto.”

Pero muchas veces lo que hacemos es mirar para otro lado, ignorar el problema hasta que el problema nos estalla en la cara. Reconocer que algo no va bien en nuestra vida es el primer paso para ponerle solución, y después hay que ponerle una dosis de valor para enfrentarte a tu propia verdad y sanar.

Una vez hecho esto, podremos intentar hacer las cosas de modo distinto, idear nuevas alternativas o simplemente aceptar que las cosas son como son. Porque esto último también es un cambio. Un cambio en la forma de comprender y ver el mundo que te ayudará a vivir la realidad con mayor serenidad y apertura.

Ignorar la realidad de las cosas no te va a ayudar a encontrar una solución. Es como si ignorases la picadura del escorpión, al final los resultados no son muy halagüeños.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.