La cultura de lo siguiente

Cómo Mindfulness nos ayuda a estar más presentes.

Cuando en mis cursos y conferencias hablo de « la cultura de lo siguiente» me refiero a ese consumismo vital en el que nos hayamos inmersos.

Es fácil encontrarnos haciendo una cosa y pensando en lo siguiente que vendrá, en la siguiente reunión que tenemos o en el siguiente fin de semana. Y eso nos hace, que en este mundo efímero y rápido en el que vivimos no estemos presentes.

En el ámbito laboral esto tiene sus consecuencias: numerosos errores, disminución de la eficacia laboral, cansancio, ansiedad, estrés… Y nos envolvemos en un vida laboral de agobio y del que no se llega a todo lo que tenemos que hacer.

Y en el ámbito personal nos lleva a no disfrutar de las personas y de los momentos que tenemos, incluso de la ansiadas vacaciones; porque estamos ya pensando en las siguientes. ¿Qué es lo siguiente que me toca vivir?

La cultura de «lo siguiente» tiene que ver con el consumismo vital en el que nos hayamos inmersos.

Cultivar Mindfulness implica parar y empezar a vivir en cuerpo y mente en el mismo sitio. Tiene que ver con vivir lo que toca en cada momento, sea lo que sea. Habrá momentos en la vida más agradables que otros, pero cuando se está presente en ese momento aprendemos que todo tiene un tiempo, que nos alegrías son eternas ni las penas duran de manera infinita. Y esta forma de ver la vida, permite vivirla de otra manera.

Es cierto que vivimos en el tiempo de la Tecnología que tiene unos tiempos muy diferentes a nuestros ritmos naturales. Pero hemos extrapolado esa velocidad tecnológica, que es muy útil para muchas cosas, a nuestra velocidad vital y esto está haciendo que perdamos nuestras propias referencias y vayamos acelerados por la vida.

Estamos necesitados de paz. Y esa paz, laboral y vital, tiene que ver con el cultivo de la paciencia. De saber respetar nuestros propios tiempos y ser capaces de centrar nuestra atención en lo que estamos haciendo en cada momento. Porque hay muchas de estas cosas en las que no podemos intervenir para acelerarlas. Y debemos saber esperar a que las cosas pasen a su tiempo:

  • Saber esperar la llamada de un proveedor.
  • Saber esperar para contestar un email, y no contestar cualquier cosa.
  • Saber esperar y no responder un Whatsupp de manera inmediata.
  • Saber esperar los resultados de un análisis.
  • Saber esperar la venida de una nueva vida.

Cultivar la paciencia a través de MindfulnessPor eso es necesario entrenar la paciencia, la paciencia con nosotros mismos y con los tiempos de la vida. Este saber cómo esperar es lo que aprendemos a través de Mindfulness. 

Mindfulness supone un entrenamiento mental de la espera.

Y la cuestión clave es: ¿cómo esperamos? ¿cómo es nuestra espera?  Y como Mindfulness es un entrenamiento mental para prepararnos para las esperas.

¿De qué habla Jon Kabat-Zinn cuando se refiere a la paciencia en Mindfulness? Habla de respetar nuestros propios ritmos, nuestros propios procesos a la hora de estabilizar la mente, de encontrar la serenidad,… desde la amabilidad y la paciencia con nosotros mismos.

Ese entrenamiento de la mente, durante la meditación, es el que nos prepara para luego ser más pacientes en la vida, con aquello que no está en nuestra mano de gestionar. Aprendiendo a esperar en paz y con calma. Es un trabajo de dentro que luego se refleja en nuestra vida. Y a este trabajo es al que te invito a sumergirte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.