En estos días tan inciertos que estamos viviendo mucha gente busca en Mindfulness una herramienta para dormir y dormir mejor. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?

Antes de contestarte a esta cuestión, me gustaría decirte que la calidad del sueño depende de muchos factores y que determinados hábitos de conducta y de alimentación también nos van a ayudar a dormir mejor, y por eso me gustaría empezar este artículo recordándote estos hábitos de higiene del sueño.

¿AYUDA EL MINDFULNESS A DORMIR MEJOR?

  1. Hábitos para dormir mejor.
  2. Atención plena y sueño.
  3. Desmontando algunas ideas sobre Mindfulness y el sueño.
  4. Práctica de la respiración para dormir mejor.


1. 
HÁBITOS PARA DORMIR MEJOR – MINDFULNESS

Dormir es fundamental para ponernos a punto para comenzar un día. Durante el sueño nuestra cabeza “se limpia y se ordena” y nuestro cuerpo toma fuerzas para el día siguiente. Cuando no se duerme bien durante un tiempo prolongado nuestra vida se resiente. Por eso es importante cuidar nuestros hábitos de sueño y poner de nuestra parte para dormir mejor.

Hora de irse a la cama

A las personas nos gustan los hábitos, esto nos ayuda a sentirnos seguros. Y el cuerpo para dormirse también necesita algunas rutinas que le ayuden a activar el mecanismo del sueño, por ejemplo irse a la cama a la misma hora.

Tomar un vaso de leche templada

Esta demostrado que la leche contiene triptófano que ayuda a que nuestro organismo genere serotonina y nos ayude a conciliar el sueño.

Practica deporte y medita

Sobre la meditación y el Mindfulness voy a hablar a continuación. Pero sobre el deporte te diré que, entre otras muchas cosas, aumenta los niveles de serotonina y hace también que el cuerpo se canse, de manera que facilita también que cuando nos vayamos a dormir lo hagamos con más ganas.

Cenar dos horas antes de acostarse

Si tu organismo está haciendo la digestión, sobre todo si la cena es copiosa, puede que te sientas un poco “amodorrado” pero no te llegarás a dormir o lo harás mal porque tu organismo está en otras cosas. Así que mucho mejor una cena ligerita.

Evitar la tele, el móvil o actividades que te activen

La televisión, el móvil o ponerte a leer un libro muy interesante justo antes de irte a la cama harán que te actives en vez de dormirte. Así que evita estas actividades por lo menos media hora antes de irte a dormir (mientras te preparas y te tomas el vasito de leche) y así te será más fácil conciliar el sueño.

Y aparte de estas consideraciones, añadiría otra más, que es de mi abuela: “Irte a dormir con la conciencia tranquila”…:-).

Pero más allá de todo esto, siempre viene bien recordar, ¿qué pasa con el Mindfulness y el sueño? Pues ahora te lo cuento.

2. ATENCIÓN PLENA Y SUEÑO – MINDFULNESS

Muchos de los alumnos que pasan por mis formaciones hablan de que desde que están practicando Mindfulness duermen mejor. Pero no es solo cosa de mis alumnos estudios científicos también hablan de que esto es cierto.

En un estudio realizado por la Universidad del Sur de California se demostró que aquellas personas que practicaban Mindfulness mejoraban su calidad de sueño.

Compararon aquellas personas que tenían hábitos saludables respecto al sueño y aquellas que practican Mindfulness y demostraron que aquellas personas que dedicaban un tiempo al día a meditar mejoraban su calidad del sueño. Esto se traduce en que tardaban menos en conciliar le sueño, se disminuyó los niveles de estrés y ansiedad, y también la respuesta inflamatoria de algunos procesos.

Las personas que practican Mindfulness tardan la mitad de tiempo en conciliar el sueño.

Como dato curioso te diré que un estudio realizado por la Universidad de Stanford habla de que las personas que practican Mindfulness tardan la mitad de tiempo en quedarse dormidas que el resto.

3. DESMONTANDO ALGUNAS IDEAS SOBRE MINDFULNESS Y EL SUEÑO

Así que sí, la respuesta es que Mindfulness ayuda a dormir mejor, pero Mindfulness no es una técnica para dormir. Y me explico, si tu decides realizar una meditación veinte minutos antes de irte a dormir para quedarte dormido puede ser que en vez de dormite te actives. Esto le pasa a mucha gente, porque de alguna forma cuando practicamos Mindfulness estamos entrenando nuestra atención y activamos el cerebro. Aunque también hay gente que le pasa lo contrario, que se desactiva, y se duerme más fácilmente.

Pero en realidad, Mindfulness funciona de otra forma. La práctica regular de Mindfulness hace que nuestro cerebro cambie y se establezcan conexiones más “eficientes” que hacen que cuando vamos a dormir nos resulte más fácil. No es necesario que practicar Mindfulness justo antes de irte a la cama para ayudarte a dormir mejor, puedes practicarlo en otro momento del día y esto también hará que obtengas los resultados que te comentaba antes.

Mindfulness no es una técnica de relajación, aunque puedas conseguir relajarte.

También es cierto, que algunas prácticas de Mindfulness, aquellas encaminadas a observar la respiración hacen que nuestro cuerpo se oxigene mejor, se relaje y ayude a conciliar el sueño. Pero no debemos olvidar que el objetivo de Mindfulness es entrenar la mente a «darse cuenta» y si te duermes, pues no estás entrenando (aunque te pueda venir muy bien si estás cansado y tu cuerpo lo necesita. Dormir es fundamental en nuestra vida).

4. PRÁCTICA DE LA RESPIRACIÓN PARA DORMIR MEJOR – MINDFULNESS

Así que para ayudarte a comenzar a practicar Mindfulness te dejo aquí el audio de una práctica de observación de la respiración, que seguro que te ayuda. Pero recuerda que es fundamental que la práctica sea regular.

Espero que te ayude, y si necesitas una ayuda extra no dudes en contactar conmigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

OTRAS ENTRADAS DEL BLOG