Inteligencia emocional: gestión del miedo.

Disponer de una buena Inteligencia Emocional te permitirá una mejor gestión de estas tres emociones: miedo, tristeza y enfado.